Connecting The Dots: El Futuro del Homo Sapiens

1Pude disfrutar de la estimulante lectura de ‘Homo Deus. A Brief History of Tomorrow’ (Yuval Harari) aunque de breve nada. El material que describe y discute este Profesor de Historia es abundante e invita tanto a pensar como a posicionarse.

Este es el mensaje esencial: los días de dominio del Homo Sapiens están contados. El futuro será para un puñado de humanos divinizados que colaborarán con máquinas súper inteligentes, mientras que la mayor parte de la población mundial se convertirá en una variable irrelevante del sistema.

Superados los tres problemas que han perseguido a la humanidad durante siglos (el hambre, las plagas y las guerras) los elegidos (the chosen people) mirarán hacia otro lado para eliminar su tedio:

actualmente, la fuente principal de riqueza es el conocimiento

(…) es raro que los humanos se contenten con lo que ya tienen

(…) los siguientes objetivos de la humanidad serán la inmortalidad, la felicidad y la divinidad

(…) actualizaremos a los humamos en dioses convirtiendo al Homo Sapiens en Homo Deus”.

Harari argumenta que esa tendencia es imparable porque no se sabe dónde están los frenos: no one is capable of connecting all the dotsand seeing the full picture”.

Es más, aunque lo supiéramos sería absurdo intentarlo porque la sociedad colapsaría. Cuando se pueda actualizar a los humanos, se hará, porque nadie desea que sus retoños se queden rezagados. Subraya que el conocimiento que no cambia la conducta es inútil, pero el que lo logra pierde rápidamente su relevancia”.

La obra se divide en tres partes. La primera explora las relaciones de los humanos con el resto del reino animal (el Homo Sapiens conquista el mundo), la segunda se centra en el bizarro mundo creado por el sapiens durante el pasado milenio siguiendo la doctrina humanista (el Homo Sapiens le da sentido al mundo) y la tercera se orienta al futuro (el Homo Sapiens pierde el control).

La gente teme el cambio porque piensa que es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer, pero la mayor constante de la historia es que todo cambia”.

El Homo Sapiens Conquista el Mundo

2

Un hecho sobrecogedor es que el 90% de los animales de cierto tamaño está domesticado. La revolución de la agricultura aumentó la supervivencia de esos animales, pero ignoró sus necesidades sometiéndoles a un ‘downgrade’. En ese periodo se originaron las religiones teístas, siendo posteriormente sustituidas por las religiones humanistas en las que el sapiens ocupa el lugar de los dioses.

En su análisis del contraste con los animales –dirigido a preparar el terreno de lo que puede suceder en el futuro cuando unas máquinas súper inteligentes sin conciencia decidan sustituir a los humanos—Harari se ceba con la idea de la individualidad. La conciencia sigue siendo un enigma y la mente se nos antoja tanto más redundante cuanto más sabemos del cerebro: la conciencia puede ser una simple polución mental producida por el disparo de redes neuronales complejas.

Según el autor, nuestra especie conquistó el mundo gracias a la capacidad para conectarnos, para cooperar de un modo flexible a gran escala. Sin embargo, posteriormente confiesa que las revoluciones son posibles gracias a una pequeña red de agitadores con especiales dotes para la coordinación.

Existe, a mi juicio, una cierta tensión en la mente del autor alrededor de los conceptos ‘mucho y poco’. ¿Quién promueve esa conexión? O está descentralizada desde el comienzo o no lo está, y si es que no, entonces la cosa es menos etérea, o más carnal, de lo que se deja entrever en el texto.

Asertivamente escribe:

Algunos piensan que si pudiéramos descifrar el código genético y generar un mapa de cada neurona en el cerebro, accederíamos a todos los secretos de la humanidad

(…) pero las ciencias humanas subrayan la crucial importancia de las experiencias intersubjetivas, irreductibles a hormonas y neuronas

Recuerden que Harari es Profesor de Historia.

El Homo Sapiens le da Sentido al Mundo

3.jpg

La escritura cambió el mundo porque los humanos superaron las restricciones de sus cerebros y de sus círculos socio-temporales. Estimuló un mundo de fantasía permitiendo aceptar historias sobre cosas como el dinero o los estados. Sin eso, las sociedades complejas son imposibles.

Harari explora los vericuetos del humanismo: el votante sabe (…) la belleza está en el ojo de observador (…) el cliente siempre tiene razón.

En la Europa medieval la fórmula básica para el ‘Conocimiento’ fue ‘Escrituras x Lógica’. Cambió durante la revolución científica a ‘Datos x Matemáticas’ y con la llegada del humanismo a ‘Experiencias x Sensibilidad’. Recuerda que la experiencia es un fenómeno subjetivo que incluye tres ingredientes: sensaciones, emociones y pensamiento.

El humanismo no tardó en dividirse en tres ramas: liberal (cada ser humano es un individuo único), socialista (comunismo) y evolucionista (nazismo). El siglo XX vivió el conflicto entre esas tres perspectivas, pero el liberalismo ganó el partido por goleada:

Actualmente no existe una alternativa seria al paquete liberal del individualismo, los derechos humanos, la democracia y el libre mercado

(…) el Islam radical no es una amenaza real porque no comprende el mundo moderno y, por tanto, no tiene nada relevante que decir sobre los nuevos peligros y oportunidades que suponen las nuevas tecnologías

(…) los productos principales del siglo XXI serán los cuerpos, los cerebros y las mentes, y el abismo entre quienes sepan de ingeniería de los cuerpos y los cerebros y los que no, será mayor que la que separa al sapiens del neandertal

(…) si Marx resucitase usaría su tiempo para estudiar Internet y el genoma humano”.

El Homo Sapiens Pierde el Control

4El autor comienza a lo grande negando que exista libertad individual para elegir. El humano se limita a constatar que desea o quiere hacer algo, pero no tiene la más remota idea de por qué. Por tanto, es perfectamente posible controlar esos deseos con drogas, ingeniería genética o estimulación cerebral.

Pero no se queda ahí. También rechaza la idea de individuo: humans aren’t individuals. They are ‘dividuals’. Recurre a los famosos experimentos de pacientes con el cerebro dividido para persuadir al lector. Existe un intérprete interno, ubicado en el hemisferio izquierdo, cuya única razón de ser es encontrarle sentido a las cosas que deseamos y hacemos, es decir, construir historias. Observamos un yo que tiene experiencias y un yo que se dedica a narrarlas (promediándolas, no agregándolas):

Pero el yo es una historia imaginaria, igual que las naciones, los dioses y el dinero

(…) las ciencias de la vida dinamitan el liberalismo argumentando que el individuo libre es una historia ficticia elaborada por una asamblea de algoritmos bioquímicos”.

El liberalismo está obsoleto porque…

  1. Los humanos están perdiendo su utilidad económica y militar.
  1. El sistema encuentra relativamente útiles a los humanos en general, pero no a los individuos.
  1. El sistema valora a algunos individuos únicos o especiales.

A día de hoy, las máquinas son más eficientes que los humanos al realizar muchas actividades. Ellas puede procesar eficientemente ingentes cantidades de información. Nosotros no:

¿Qué harán los ‘conscientes’ humanos cuando algoritmos ‘inteligentes’ no conscientes pueden hacerlo todo mejor?

(…) a medida que esos algoritmos manden al paro a los humanos, la riqueza se concentrará en una pequeña élite dueña de esos algoritmos, provocando una desigualdad social sin precedentes”.

Repasa lo que sucede ahora con respecto a los datos que los humanos les ofrecen, gratuita y gustosamente, a las máquinas. Se alimentan las redes sociales y los algoritmos que hay detrás terminan por conocernos mejor que nosotros mismos:

If we connect all the dots y le damos a Google libre acceso a nuestros dispositivos biométricos, a nuestro ADN y a nuestros registros médicos, obtendremos un servicio médico omnisciente que no solamente combatirá las epidemias, sino que nos protegerá del cáncer, los ataques al corazón y el Alzheimer”.

¿Quién puede resistirse?

5El precio supone que los humanos abandonen su autonomía para formar parte de una descomunal red global. Ya no tomaremos decisiones tintadas de sucias emociones, sino que le preguntaremos a nuestro asesor robotizado (Siri, de Apple, Cortana, de Microsoft, o Google Now, pueden servir):

El individuo no será destruido por el Gran Hermano, sino que se auto-disolverá”.

Viajamos hacia un mundo post-liberal en el que una élite gobernará. Esos nuevos súper-humanos cooperarán con los algoritmos. Las castas biológicas están servidas:

We may see real gaps in physical and cognitive abilities opening between an upgraded upper class and the rest of society .

(…) people want superior memories, above-average intelligence, and first-class sexual abilities”.

La revolución tecnológica, capitaneada por el dataismo, deja atrás a políticos y votantes porque son incapaces de seguir el vertiginoso ritmo:

Nuestras estructuras democráticas actuales no pueden registrar y procesar los datos relevantes a la velocidad necesaria, y la mayor parte de los votantes no comprenden la cibernética ni la biología necesarias para formarse una opinión pertinente

(…) los gobiernos gestionan los países, pero no los lideran”.

En resumen.

  1. La primera revolución cognitiva conectó un inmenso número de sapiens en una red de proceso de datos (aunque los europeos procesaban la información de modo distinto a los chinos).
  2. La segunda fase comenzó con la revolución de la agricultura y continuó con la invención de la escritura y el dinero hace 5.000 años.
  3. En la tercera fase, que se prolongó hasta la revolución científica, los humanos soñaron con una red mundial. Comenzó a materializarse en 1492 cuando los españoles conectaron Eurasia con América.

Por tanto, durante los pasados 70.000 años los humanos surgieron, luego se separaron en distintos grupos y finalmente han vuelto a unirse.

Back home.

6.jpgLos dataistas opinan que todas las cosas buenas dependen de la libertad de información. Y la gente desea estar dentro del círculo, aunque eso suponga abandonar su privacidad, su autonomía y su individualidad:

El individuo se está transformando en un minúsculo chip dentro de un sistema gigante que nadie comprende realmente”.

El mundo homo-céntrico se está convirtiendo al data-centrismo.

El cerebro humano es incapaz de asimilar los algoritmos maestros que procesan los miles de millones de datos que los sapiens cedemos sin contemplaciones. Harari nos invita a examinar críticamente esta perspectiva, pero evita mojarse. Sugiere que el dataismo hará con el sapiens lo mismo que este hizo con los animales (un downgrade).

Alcanzar alguna conclusión será difícil porque ahora la desinformación no se basa en la censura, sino en inundar al sistema con información irrelevante. Actualmente el poder está en manos de quien sabe qué información se puede ignorar.

La obra se clausura con tres preguntas:

  1. ¿Son los organismos simples algoritmos y la vida es solo proceso de datos?
  2. ¿Qué es más valioso, la inteligencia o la conciencia?
  3. ¿Qué le sucederá a la sociedad, la política y la vida cotidiana cuando algoritmos no conscientes, pero muy inteligentes, nos conozcan mejor a nosotros que nosotros mismos?

¿Preparando el terreno para la siguiente entrega?

 


 

P. S. Si pueden, vean el primer capítulo de la segunda temporada de ‘Black Mirror’. Lamentablemente, Harari parece desconocerlo.

Anuncios

3 comentarios sobre “Connecting The Dots: El Futuro del Homo Sapiens

Agrega el tuyo

  1. Gracias, Antonio. No es fácil encontrar una obra estimulante. El autor se esfuerza por que no parezca ciencia ficción. Otra cosa es que lo consiga, pero muchas de las cosas que discute las vemos por ahí hace tiempo. La gracia de su obra es que lo une casi todo en un cuadro que da que pensar. Saludos, R

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: