Grupos, Individuos y Las Dos Disciplinas de la Psicología Científica

Estuve estudiando un reciente PrePrint que me recordó mis primeros pasos en la investigación científica, cuando intentaba contribuir a la marea que denunciaba lo inadecuado de intentar explicar la conducta humana a partir de un solo modelo general.

Por supuesto, este artículo, preparado por científicos del Instituto Max Planck, es mucho más sofisticado, pero el mensaje básico es idéntico: es imposible identificar un solo modelo que de cuenta de los procesos mentales usados por distintos individuos para resolver la misma tarea.

Se demuestra que un modelo obtenido a partir de datos grupales ni se mantiene ni es significativo a nivel individual. También se denuncia que tanto la psicología experimental como la neurociencia cognitiva ignoran este poderoso hecho.

Naturalmente, se recupera la disertación de L. J. Cronbach ante la APA en 1957: Las dos disciplinas de la Psicología científica:

Es miope discutir sobre una ciencia dirigida a descubrir las leyes generales de la mente y otra orientada a las mentes individuales”.

El ejemplo usado para demostrar que es posible obtener información fiable a nivel individual y descubrir cuáles son los procesos cognitivos característicos de cada persona corresponde al Paradigma de S. Sternberg de búsqueda en la memoria a corto plazo: se presenta secuencialmente una serie de dígitos y se solicita decidir si un dígito que se presenta posteriormente estaba entre los de la serie. La búsqueda puede hacerse de un modo exhaustivo o auto-terminado.

Esta investigación se hace con 32 individuos jóvenes. Primero se replican los resultados habituales al usar ese Paradigma experimental y posteriormente los participantes pasan por seis sesiones hasta llegar al nivel de asíntota (es decir, el momento en que no aumenta más la eficacia con la que esos individuos pueden hacer la tarea). Se observa que 13 individuos usan una estrategia auto-terminada, mientras que otros 13 se sirven de una estrategia exhaustiva:

Los individuos difieren fiablemente en su modo de buscar información en la memoria

(…) se adaptan a las exigencias de la tarea optimizando sus recursos cognitivos y neuronales

(…) recomendamos que se preste una mayor atención a las diferencias individuales que revela la variabilidad de ensayo a ensayo al aproximarse a los niveles asintóticos de rendimiento”.

Una de las consecuencias más relevantes de esta excitante investigación supone resaltar la evidencia de que los individuos pueden usar distintos procesos cognitivos para llegar al mismo objetivo. Pero el único modo de apreciar la generalidad de un determinado proceso es estudiarlo a nivel individual:

Ni la significación estadística ni la replicación a nivel grupal asegura la existencia y generalidad de los fenómenos psicológicos”.

Los psicólogos con una visión matemática han denunciada reiteradamente la extraordinaria heterogeneidad de los datos grupales. Pero los psicólogos experimentales han mirado para otro lado.

La tendencia a la agregación es confortable, pero entraña peligros.

 

Los individuos usan distintos procesos para satisfacer las mismas demandas, pero, además, cada individuo también puede ir cambiando los procesos de los que se sirve a medida que va resolviendo ensayos. Agregar las respuestas neuronales representará una mezcla de configuraciones de procesamiento neurológico. El resultado puede ser, en el mejor de los casos, frustrante, y, en el peor, altamente engañoso. Al menos en parte, esa clase de prácticas puede estar detrás de la situación denunciada por nuestro equipo de investigación sobre las dificultades para reproducir resultados en neurociencia cognitiva.

En suma, los autores concluyen:

Los procesos cognitivos se identifican con mayor facilidad a nivel individual, y las diferencias individuales que se observan al aproximarse al nivel de asíntota no pueden despreciarse como ruido o error

(…) la proyección de los procesos sobre la conducta no es unitaria sino variable tanto intra como inter-individualmente”.

Un sombrero no se cala adecuadamente en todas las cabezas.

Este equipo del Max Planck ha estudiado 30 personas.

En 2002, estudiamos en mi equipo de investigación a casi mil personas (N = 980) para contrastar cuatro modelos de procesamiento propuestos en la investigación previa para explicar el rendimiento de los individuos al resolver series de tres términos (razonamiento deductivo).

Volvimos a explorar el problema en 2003, pero duplicando el número de casos (N = 1.968).

Conclusión: olvídense de encontrar un modelo ganador.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: