Lunes al Sol (21): Violencia

Lunes al Sol

Algunos humanos son más violentos que otros y, como consecuencia, es más probable que cometan actos antisociales que atenten contra la integridad física y psicológica de otros humanos.

Los grupos son agregados de humanos, y, por tanto, si en el grupo Y hay un número proporcionalmente mayor de humanos violentos, entonces la consecuencia más probable es que ese grupo produzca un mayor número de actos antisociales.

No obstante, eso no significa que en otro grupo, X, en el que haya menos humanos violentos, el ‘output’ de violencia sea nulo.

Y, sin embargo, eso parece desprenderse del modo en el que se transmiten determinados mensajes a través de los canales usuales de comunicación, sean oficiales o no.

El impacto sociológico y político de esos mensajes, pensamos algunos, dificulta buscar, y, por tanto, encontrar soluciones para atenuar la presencia de violencia. No se puede encontrar donde no se busca porque no se espera, o no se desea, hallar respuestas.

Si el problema es que determinados humanos violentos atentan contra la integridad de otros humanos, entonces su resolución exige comprender los mecanismos que hay detrás de una historia que termina mal.

Si solamente se acepta que se busque debajo de determinadas farolas, pero las respuestas están en otras, no solamente estaremos dilapidando recursos, sino que contribuiremos a prolongar la presencia del problema. Si es por ignorancia, vale. Pero si es por irracionales convicciones, entonces no vale.

Desde hace algún tiempo registro, sin ninguna estrategia sistemática, noticias en las que se informa de violencia, de distintas clases, ejercida por humanos de un grupo poblacional X que se supone carece de miembros violentos. Algunos ejemplos:

Estos casos no representan absolutamente nada porque, como se ha comentado en este foro en más de una ocasión, el plural de anécdota no es datos.

Sin embargo, cuando se revisan de una sola sentada se alimenta la sensación de que en ese grupo humano hay individuos verdaderamente violentos. De ahí a la generalización de que ese grupo ‘es’ violento hay un pequeño paso, especialmente si se trabaja con esmero para instrumentalizarlos.

Comprender las causas de la violencia supone ir más allá de las categorías generales de las que nos servimos los humanos para identificar a determinados grupos. Reducir esa violencia requiere comprender esas causas y mirar en las direcciones inadecuadas dificultará alcanzar la meta.

La violencia es un fenómeno multivariado e identificar las variables más y menos relevantes será crucial para reducir su impacto. Algunas de esas variables no serán causa, sino consecuencia. Si nos obsesionamos con las consecuencias probablemente fracasaremos al atenuar o eliminar el problema.

Watch

Mover las manecillas del reloj y adelantar las horas será inútil para que se haga de noche. El sol seguirá ahí hasta que termine su ciclo diario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: