The Life Outcomes Of Personality Replication Project (LOOPR)

Tuvimos oportunidad de comentar en este foro, en más de una ocasión, la historia de la crisis de replicabilidad que se supone nos desgarra desde hace algún tiempo.

Por mi parte, mantuve una postura de abierto escepticismo sobre la necesidad de invertir recursos y células grises en esa empresa. Dije, y mantengo, que la cosa se fraguó para gloria de un grupo de autores que saben que algo así hará subir como la espuma su h.

La ciencia generalmente consiste en estudios bastante irrelevantes para un avance real. La mayor parte apenas es verdaderamente útil en un sentido social o para mejorar nuestra iluminación sobre cómo funciona el mundo (humanos incluidos).

Pero, de cuando en cuando, a alguien se le ocurre algo que lo cambia todo. Y no se le ocurre porque si, sino debido a que lleva dándole vueltas a algo durante tiempo y, también, leyendo trabajos de los colegas sin saber muy bien dónde conducen (a pesar de los rimbombantes resúmenes y notas de prensa).

Esa mecánica forma parte de un juego del que salimos beneficiados todos. Es como un proceso de selección natural a escala humana. Nunca se sabe dónde estará la respuesta a una pregunta que quizá no se haya formulado todavía, pero que termina siendo esencial para dar el siguiente paso sin tropezar, para progresar.

Dejen que los científicos se dediquen a marear la perdiz porque ese es su trabajo. No deberían estar ocupados en rellenar tediosos cuestionarios para facilitarle la vida a los administrativos y a los burócratas. Son éstos quienes deben ayudar a los primeros, en lugar de contribuir a ponerles absurdas trabas. Esa debería ser su única razón de ser. Su tarea debería comenzar preguntándoles a quienes se dedican a la ciencia: “¿en qué puedo ayudarles? ¿cómo puedo hacerles la vida más fácil para que puedan dedicarse a sus cosas? No me importa entenderlas, eso es cosa suya, pero soy consciente de que lo que hacen puede llegar a ser trascendental para el resto de la humanidad. Aquí estoy para lo que necesiten. Sepa que me fío de ustedes, que no presumo su culpabilidad al gestionar los fondos que le concederemos”.

Por otro lado, los más viejos del patio deberíamos ser especialmente activos para proteger a los más jóvenes de las tensiones burocráticas que les mantienen ocupados en trivialidades. En lugar de darles cancha para que se dediquen a pensar en los problemas científicos relevantes durante los mejores años de su vida profesional, el sistema les somete al tercer grado para que satisfagan a los administrativos (y, probablemente, a sénior con tendencias sádicas) que hacen cálculos para averiguar quién promociona o debe abandonar el sistema. Se ha de recuperar la sensatez si se desea que nuestras mentes más brillantes (y hay bastante de eso por los alrededores) contribuyan a mejorar nuestras perspectivas de futuro. Evitemos que el absurdo sistema que impera ahora les disuada de permanecer en el lugar que les corresponde. Cámbiese lo que haya que cambiar.

Esta introducción puede venir al caso (o no) de un artículo que quisiera comentar: ‘How replicable are links between personality traits and consequential life outcomes? The Life Outcomes Of Personality Replication Project’. Se publicará, Dios mediante, en ‘Psychological Science’.

Quiero sacarlo a la palestra porque me permite rechazar la extendida idea de que la Psicología está en crisis, de que sus resultados se replican malamente.

Es falso.

No hay una sola disciplina psicológica, sino varias. Si me apuran, y espero que así sea, hay al menos dos: (1) la que persigue encontrar principios generales ignorando el hecho innegable de que no hay dos humanos iguales y (2) la que busca esos mismos principios, pero partiendo de ese hecho incuestionable.

Es la primera la que ha manifestado los síntomas visibles de esa crisis de replicabilidad, pero no la segunda. Por tanto, hablar de crisis de replicabilidad en Psicología es una soberana tontería.

2019 - Soto

El artículo, firmado por Christopher J. Soto y objeto de este post, constituye un ejemplo que demuestra la cosa que pretendo destacar.

Al replicar 78 estudios previamente publicados sobre las asociaciones entre una serie básica de rasgos de la personalidad (los famosos Big Five, es decir, extraversión, cordialidad, responsabilidad, estabilidad emocional y apertura a la experiencia) y una serie de correlatos de interés social (concretamente 48 –algunos ejemplos son bienestar, creencias religiosas, sentido del humor, trastornos coronarios, conductas de riesgo, abuso de sustancias, ansiedad, depresión, identidad, satisfacción familiar, atractivo, estatus, relaciones románticas, intereses profesionales, logro ocupacional, nivel de ingresos, delincuencia, o autoritarismo)…

el nivel de replicabilidad alcanza casi el 90%

Es decir, tres veces más que el valor alcanzado en psicología experimental y social. Ambas se incluyen en la primera disciplina señalada anteriormente. A las dos les importa un rábano la variabilidad humana. A efectos prácticos, sus practicantes consideran a la humanidad como el ejército de clones del imperio de Star Wars.

Clones Gif

Así dicho puede sonar absurdo, ¿no? Pero es lo que hay a día hoy todavía. La consecuencia lógica es que su nivel de replicabilidad es de baja a lamentable.

El éxito de la segunda disciplina carece de mérito.

Se aumenta la probabilidad de ganar cuando las cartas están marcadas. A efectos de investigación psicológica, eso significa que (a) si usted desea averiguar si la extraversión es un factor psicológicamente relevante para entender el comportamiento humano y (b) parte del supuesto de que los humanos pueden ordenarse según su nivel de extraversión, entonces el siguiente paso será (c) medir ese factor en un grupo representativo de la población (no en estudiantes de psicología de primer curso) y (d) averiguar si el resultado es capaz de predecir su comportamiento en situaciones naturales en las que se supone razonablemente (en un sentido teóricamente relevante) que ser más o menos extravertido marcará la diferencia.

Ese sencillo método de aproximación a la investigación ha rendido excelentes dividendos. Y lo sigue haciendo, por la sencilla razón de que sus supuestos concuerdan con lo que cabe esperar en la realidad que se pretende entender.

Pero hay algo más:

La alta replicabilidad observada en esta investigación puede ser resultado de las exigencias metodológicas de la investigación en la que se relacionan las diferencias individuales de personalidad con los resultados de interés social. Es habitual explorar los efectos de los rasgos de la personalidad considerando cientos de participantes y medidas estandarizadas”.

Es decir, eso que se conoce como garantías psicométricas de la cosa que medimos y que no pocos investigadores no terminan de tomarse en serio.

Deberían cambiar de actitud, salvo que hayan aceptado que trabajan para que otros se lleven la gloria al dedicarse a poner en tela de juicio su modo de actuar.

3 comentarios sobre “The Life Outcomes Of Personality Replication Project (LOOPR)

Agrega el tuyo

  1. Describir, clasificar, explicar, intervenir y predecir… para esto hacemos psicologia y, es verdad que para describir, clasificar y predecir el enfoque que se basa en las ddii es muy “replicable”, pero para explicar e intervenir, aún queda…saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: