Una historia de superación ante la adversidad

La historia que voy a contarles, brevemente, pertenece a la categoría de las que me resultan poderosamente atrayentes y, también, especialmente ejemplares.
Hay individuos que se pasan media vida protestando por su mala situación, ignorando las escasas posibilidades que se cruzan en su camino. Otros simplemente desaprovechan las facilidades de las que disfrutan y luego le echan la culpa a los demás de sus fracasos.
Pero hay algunas personas que actúan, que, aunque apenas tienen posibles, aunque todos los factores se les ponen en contra, trabajan duro para salir de su degradante situación, para escalar una escarpada pendiente social.
 
Es el caso de Chelesa Fearce, una joven norteamericana que llegó a vivir en el coche de su madre y a pasar varios días sin comer, pero que en ningún momento dejó de asistir a clase. Educarse lo era todo para ella.
Esta estudiante de la escuela de secundaria Charles Drew (Condado de Clayton) superó los obstáculos económicos de su familia para alcanzar su obsesivo objetivo de graduarse.
Esa familia, compuesta por cinco personas, raramente tuvo dinero suficiente para vivir en un apartamento. Eran, de hecho, un ejemplo paradigmático de ‘homeless’.
Chelesa ha declarado:
Me decía que tenía que seguir trabajando porque el futuro sería distinto. Vives preocupado por tu familia y por el colegio.
Te preocupas porque a menudo tienes hambre.
Pero tienes que encajar esas circunstancias.
Comes lo que puedes cuando se puede.
Hice lo que tenía que hacer”.
Sus calificaciones (GPA) alcanzaron los 4.466 puntos y sus puntuaciones en el famoso SAT fueron de 1.900. Chelesa se ha convertido, con su esfuerzo y ninguna facilidad, en una ‘Valedictorian’, es decir, una graduada con las mejores calificaciones.
 
Su hermana pequeña quiere seguir sus pasos. Su modelo es poderoso.
Así ve la vida Chelesa:
No debes rendirte.
Haz lo que debas ahora para tener el futuro que quieres”.
Quizá el ejemplo de Chelesa solo pueda aplicarse a un país como los Estados Unidos. Quizá.
Pero si es así, los demás países deberíamos considerar que estamos haciendo las cosas mal. Muy mal.
Y, desde esta perspectiva, no puedo evitar recordar el ‘PLAN del sociólogo Charles Murray. Merece la pena tenerlo presente y hablar sobre él de cuando en cuando, aunque, por ahora, suene demasiado lejano.
Si tienen más curiosidad sobre el caso de Chelesa pueden ver este video:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: