El efecto ‘pitilin’

Vale, me han pillado, me inventé el término descaradamente, pero el efecto tiene miga y enseguida verán por qué.
La marca de preservativos TheyFit (y la ambigüedad se hizo palabra) llevó a cabo un estudio con veinte mil individuos con pene (es decir, varones) del Reino Unido (también conocida como Gran Bretaña, aunque lo de ‘Gran’ va a menos como veremos).
El resultado observado logró que el maxilar inferior de los analistas, expertos en medición, se precipitara sobre el teclado (estropeando la barra espaciadora, qué casualidad):
El tamaño del pene (en estado de erección) se ha reducido, en promedio, más de 2 centímetros durante la última década.
Concretamente, el tamaño promedio del pene erecto de los varones se ha reducido, según el estudio, de 15,2 a 12,9 centímetros.
Realmente escalofriante.
 
¿Por qué se ha producido esta reducción en tan preciado miembro corporal (‘Paquito’ es una frecuente denominación cariñosa)?
Ni idea, aunque se especula con la influencia de los pesticidas y fertilizantes sobre el sistema endocrino. Y de ahí, al miembro en cuestión.
Consulté a algunas féminas que oscilan a mi alrededor sobre el particular y ellas proponen que la cosa puede deberse a la falta de uso. Bastante Lamarckiano, pero eso me dicen.
Nótese que el efecto ‘pitilin’ es contrario al efecto ‘Flynn’:
Nuestro pene se reduce a medida que nuestra inteligencia aumenta.
¿Existirá alguna inquietante conexión?
El Profesor J. P. Rushton observó que los asiáticos eran (como grupo) más inteligentes que los europeos y éstos eran más inteligentes que los africanos. Pero con el tamaño del pene sucedía lo contrario: los africanos lideraban, seguidos de los europeos y los asiáticos eran quienes la tenían más pequeña.
Cierto es que publicar esos datos le valió más de un disgusto personal, pero ahí está el dato.
Por mi parte, preveo estudios a gran escala para demostrar que el efecto ‘Pitilin’ es mundial (incluso universal) con conclusiones relativas a la cantidad de centímetros que el pene se reduce por década, etc.
Desde luego habrá variaciones culturales, pero los científicos encontrarán explicaciones para las desviaciones sobre el robusto y consistente patrón general.
Modelos de simulación de altísima complejidad mostrarán sorprendentes gráficos que buscarán representar el punto 0, el momento en el que el pene dejará de existir. Una versión de ‘El increíble hombre menguante’centrada en una parte bastante específica de ese hombre, a saber, la serpiente de un solo ojo (o ‘Paquito’).
Dejará de morder y su veneno se convertirá en un líquido inofensivo.
 
Los varones no podrán soportar la coyuntura predicha por los modelos y se suicidarán en masa como los Lemmings.
Las mujeres heredarán la Tierra.
Los problemas de la humanidad pasarán a mejor vida.
P.S. Un amigo de Euskadi me recuerda que no debemos perder la esperanza, que siempre nos quedará Nacho Vidal…

Anuncios

2 comentarios sobre “El efecto ‘pitilin’

Agrega el tuyo

  1. Podemos llegar a se como una especie de gusanos cuyo nombre concreto no recuerdo. Decía la noticia que en esa especie de gusanos, el macho había quedado reducido a un órgano alojado en el sendo de la hembra cuya única función era fecundar los óvulos de la hembra. El refrán popular algo basto, por cierto, lo tiene claro: el hombre es la parte desechable de un… pene

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: