Sexo y neuroimagen

Cayó en mis manos un artículo de un grupo de la Rutgers University en el que se investiga cuáles son las regiones que se activan en el cerebro de las mujeres cuando experimentan sensaciones sexuales presuntamente diversas.
Es casi del dominio público el (supuesto) hecho de que un orgasmo de clítoris es diferente de uno vaginal. La comisión de la OMS sobre el orgasmo femenino se ha afanado en lograrlo. El equipo de Barry R. Komisaruk explora si el cerebro de la mujer refleja esa diferencia:
Komisaruk, B. R. et al. (2011). Women’s Clitoris, Vagina, and Cervix Mapped on the Sensory Cortex: fMRI Evidence. DOI: 10.1111/j.1743-6109.2011.02388
Se estudia a 11 mujeres de entre 23 y 56 años de edad, quienes se estimulan manualmente, o con algún dispositivo, el clítoris o la vagina. En una condición diferente es el experimentador quien produce la estimulación para eliminar el efecto motor de la auto-estimulación. Interesante.
Se usa un registro de resonancia funcional (fMRI) para explorar las regiones del cerebro que se activan en las diferentes condiciones de estimulación. Algunos de los resultados se observan en la siguiente figura.
Se aprecia que hay una región compartida por los distintos tipos de estimulación en el lóbulo paracentral medial. Y, por cierto, cuando se estimula otras zonas erógenas como el pezón, sucede algo similar.
Aún así, aunque se comparte esa región, cada tipo de estimulación también tiene sus particularidades. Por ejemplo, el cerebelo resalta en la estimulación vaginal. Las activación de las regiones frontales y parietales es algo más irregular, lo que pudiera tener que ver con una deseable desconexión intelectual durante la práctica del sexo. Quién sabe…
Visto este panorama, consulté a mi colega y amigo Sherif Karama, del Montreal Neurological Institute (MNI), quien ha investigado la respuesta del cerebro a estímulos de naturaleza sexual. Un ejemplo es el siguiente influyente artículo:
Karama, S et al. (2002). Areas of Brain Activation in Males and Females During Viewing of Erotic Film Excerpts. Human Brain Mapping 16:1–13. DOI 10.1002/hbm.10014.
En general, sus investigaciones dirigen a admitir que “la respuesta que pensamos era específicamente sexual, resultó ser bastante inespecífica“.
Esta conclusión se asienta en un trabajo reciente:
Karama, S et al. (2011). Film Excerpts Shown to Specifically Elicit Various Affects Lead to Overlapping Activation Foci in a Large Set of Symmetrical Brain Regions in Males. PLoS ONE, July 2011, Volume 6, Issue 7, e22343.
Un ejemplo de lo que significa esa conclusión puede verse en la siguiente figura.
 
El resultado se parece al hecho de que haya una región, especialmente robusta, común a la estimulación del clítoris y de la vagina.
La investigación de 2011 del grupo de Karama concluye que “el procesamiento de estímulos emocionales produce una activación bastante general independientemente de su valencia (desagrado, diversión o sexual)“.
El tratamiento de las imágenes cerebrales en neurociencia es delicado. El software disponible permite, quizá, demasiadas decisiones subjetivas. El resultado es que no es particularmente complicado encontrar lo que se busca. O revelar algo que, en realidad, no está ahí.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: