Ley, orden y conducta humana

En nuestro país, una mujer puede concebir legalmente una vida humana a partir de los 13 años de edad, puede eliminar esa vida a partir de los 16 sin ninguna cortapisa, pero no puede fumarse un cigarrillo o tomarse una cerveza hasta los 18, con o sin supervisión adulta.
Los políticos hacen y aprueban leyes, los jueces las aplican y las fuerzas de seguridad velan porque haya orden.
No hace demasiados días las autoridades pusieron a nuestra disposición los datos del número de abortos practicados en nuestro país. ¿Adivinan el número aproximado?
Más de 113.000 mujeres decidieron abortar, es decir, eliminar, a efectos prácticos, una vida humana. En 2008 la cifra fue de 116.000.
No voy a entrar en la discusión de si es una vida o realmente no lo es.
La ley dice que la mujer puede hacerlo libremente durante las 14 primeras semanas de la gestación.
El número de mujeres por debajo de 15 años que abortaron fue de 426. El Ministerio de Sanidad omite la cifra correspondiente a los 16 y 17 años.
Por otro lado, si la mujer tiene 12 años y 364 días no puede tener relaciones sexuales con un adulto sin que el caso sea tipificado como ‘abuso sexual‘, pero en cuanto apaga la vela de su decimotercer cumpleaños ya puede.
Como supuesto experto en conducta humana la confluencia de estas variantes me sorprende poderosamente.
No soy más que ningún ciudadano de a píe para que mi comentario tenga alguna clase de valor añadido, pero tampoco menos.
Realmente me gustaría comprender la secuencia de razonamiento que lleva a los legisladores a establecer esos puntos de corte.
¿Por qué son legales las relaciones sexuales a partir de los 13 años? ¿Por qué puede abortar una chica sin ninguna clase de consulta a quienes legalmente son responsables de su bienestar a partir de los 16? ¿Por qué no puede pedirse una birra y fumarse un cigarrillo tiritando de frío en una terraza hasta los 18 años?
¿Tendrá algo que ver con su presunto desarrollo madurativo?
Si así es, entonces nos vemos obligados a suponer que el legislador razona que una mujer de 13 años sabe perfectamente que realmente desea (o no) acostarse con un varón de 32 años, que una de 16 está perfectamente capacitada para optar por abortar o no hacerlo, pero que no está todavía madura para darse cuenta de que beber alcohol o fumar puede ser perjudicial para su salud.
Discutiendo sobre alguna de estas cuestiones con amigos y familiares nos preguntamos por qué hay numerosas parejas infértiles que viajan a China (o Uganda) para adoptar un bebé, cuando podría promoverse, fácilmente, una política en la que en lugar del aborto se invitase, e incluso se facilitase, que esa joven que se ha quedado embarazada pueda hacer una buena obra y ceder ese retoño, que claramente no desea, a una pareja que ansía un hijo.
Seguramente es una pregunta un poco tonta, pero me parece interesante.
Se puede legislar de distintas maneras y es posible que algunas decisiones sean más éticas que otras. Es posible.
Anuncios

10 comentarios sobre “Ley, orden y conducta humana

Agrega el tuyo

  1. Si fuera mujer, yo no lo haria. Me imagino que debe ser bastante traumatico gestar un niño para darlo en adopcion, probablemete mas que abortar. y supongo que para una niña de 16 años tiene que serlo mucho mas..
    Saludos
    Ivan

    Me gusta

  2. Tienes toda la razón, Roberto. Yo ya he llamado la atención sobre este problema en varios artículos y libros pues es realmente chocante. Para completar el despropósito o la perplejidad, te doy algunos datos más: con 12 años, el niño o la niña pueden decidir con qué progenitor se quedan en caso de divorcio; con 14 años tienen edad penal y pueden ir al reformatorio (una cárcel de menores, dato que tiene graves daños colaterales si se une a la declaración de los profesores como autoridades, pues desde ese momento el enfrentamiento violento con un profesor de un adolescente de 14 años deja de ser una falta y pasa a ser un delito; con 13 pueden mantener relaciones sexuales con un adulto, salvo si se trata de un/a profesor/a u otra persona en relación de superioridad; con 14 pueden contraer matrimonio, con permiso judicial o sin él si tienen consentimiento familiar; con 16 pueden trabajar y la policía de apoyo no les obliga a ir al Instituto en caso de absentismo escolar. Y como tú irónicamente dices, con 18 por fin pueden hacer algo tan grave como fumar o beber una birra (yo bebí mi primera birra en un bar con 12 ó 13 años).
    Reconozco que es difícil poner mojones en el desarrollo evolutivo de las personas, pero creo que la actual situación es un despropósito.
    Por otra parte, también comparto tus reflexiones sobre la interrupción del embarazo. Yo estoy personalmente en contra del aborto, pero creo, como tú, que al margen de esa posición, faltan en este país políticas serias de atención a la maternidad que frenen este temporal descalabro demográfico.
    Por último, le recuerdo a Iván la bella película Juno en la que la adolescente decidía seguir con su embarazo para darlo luego en adopción.

    Me gusta

  3. Muchas gracias por tus apreciaciones Félix. Sin duda añaden información relevante para el tema tratado aquí. A veces cuesta imaginar quién está detrás de esa clase de decisiones legales.
    Iván: las suposiciones del tipo 'si yo fuera' son peligrosas. Me uno a la recomendación de Félix de que veas la excelente película 'Juno' que aborda esta cuestión de un modo exquisito.

    Me gusta

  4. Como hombre, creo que opinar sobre un tema como lo es el aborto me parece atrevido, más aún prohibir a las mujeres de algo que las incumbe directamente. Otra cosa es que mi pareja se lo plantee y yo intente(si o no) interferir en una decisión que ya no es sólo de ella.
    Puedo, como no, tener mi opinión personal sobre el aborto, pero sólo eso, y por eso me parece irrelevante cuando la decisión es de la mujer, me guste o no. De lo que estoy seguro es que la mayoría de las mujeres que tienen que tomar esa decisión, (cada caso será distinto) no las será fácil.
    Un saludo,
    Jaime C.

    Me gusta

  5. Pienso que los hombres también tienen algo que decir, no son convidados de piedra ni deberían serlo. Y no se trata de prohibir sino de incentivar otras alternativas diferentes al aborto, siempre que sea posible. Las políticas tratan, precisamente, de prever el caso general, aunque cada individuo posee sus particularidades, por eso existe la jurisprudencia.

    Me gusta

  6. Una manera de evitar o al menos reducir la probabilidad de embarazos no deseados, es sin duda informar desde temprana edad (nada nuevo.)
    Siempre que la ley lo permita, no puede considerarse delito, hasta ahí sencillo. Salvado esto, entraría en juego la moral; decisión de cada chica que es a lo que me refería en anterior mensaje, donde yo, ya no me atrevería a zambullirme.
    Desde luego puede ser positivo exponer alternativas, porque es información, y la información puede ayudar a resolver.

    Jaime C.

    Me gusta

  7. también es interesante que una mujer decida qué hacer con su “propio cuerpo”, pero cuando ya tiene su fruto pueda exigir a quien no ha tenido derecho a opinar durante varios meses que se haga cargo económico de él. sé que el feminismo no verá con buenos ojos mi comentario. Pero ahí hay una paradoja.

    Me gusta

  8. La madurez no se alcanza a determinada edad en todos los jóvenes. Es decir,existen diferencias individuales en esta dimensión que explicaría que mientras un chico puede ser muy maduro con 15 años, otro con 20 todavía no es capaz de tomar sus propias decisiones.
    Considero que para este tipo de decisiones trascendentales (p.e. abortar, someterse a cirugía estética, etc.) debería estimarse la madurez del menor a partir de tests psicológicos. Como un tipo psicotécnico que diera cuenta que el joven tiene la madurez suficiente como para tomar esa decisión.
    Al respecto, recomiendo el test PSYMAS creado por mis compañeros, el único test en castellano que mide la madurez psicológica.

    Me gusta

  9. Muchas gracias, Sandra. No puedo estar más de acuerdo con tu comentario. Una cosa es que se intente establecer un marco de referencia más o menos general y otra que, en determinados casos, sea necesario un estudio individualizado. Estaría bien darle más publicidad al PSYMAS porque me temo que es bastante desconocido. Saludos, R

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: